logo

Never dive alone

 
COTIZACION +52 984 980 0544

Por favor no pasar! Se requiere entrenamiento en cavernas.

Esta es la razon por la cual siempre hay que ser conciente de las limitaciones, respetar cada una de las normas de seguridad y sobre todo bucear con gente calificada, responsable y con el entrenamiento necesario.

Fecha : 17 de Agosto 1995 – Locacion : Cenote Calavera.

Victimas : Dos buzos certificados en open water y la esposa del comerciante.

El tragico accidente comienza cuando una tienda de buceo organiza un viaje desde Cozumel. El dueño de la tienda habia recibido muchas consultas acerca del buceo en cenote. Decidieron programar un viaje y contrataron a un Divemaster local que habia vivido en el pueblo de Tulum y estaba familiarizado con ellos.
No tenia certificacion de buceo en caverna ni en cuevas por lo tanto no era un guia calificado. Cinco clientes pagaron la excursion y todos viajaron a Gran Cenote que se encuentra a cinco kilomtros de Tulum. Las ocho personas (tambien venian el comerciante y su esposa) disfrutaron del buceo sin ningun tipo de inconveniente. La belleza del lugar, las bajas profundidades y las aguas cristalinas entusiasmaron a los buzos y crearon un ¨vinculo de confianza¨ con el guia.
Decidieron seguir viaje hacia el cenote ¨Calavera¨ (Temple of Doom) y hacer un segundo buceo. Una vez en el agua el divemaster se sintio muy confiado y en vez de hacer solo un buceo en caverna tradicional. que conciste en un giro de 360 grados siempre con un cabo de guia (facil de realizar gracias a la luz natural del dia), llevo el grupo entero a un pasaje conocido como ¨Madonna¨ y dentro del sistema de cavernas.
El ultimo miembro del grupo ( el dueño de la tienda) se sintio muy estresado y por lo tanto volvio a la superficie, salvando su vida sin saberlo.
El pasaje es muy largo pero luminoso por lo que hace muy facil seguir una linea guia. Los buzos continuaron adentrandose en la cueva guiados por el divemaster.
Despues de nadar 75 metros/250 feet adentro, dos miembros del grupo comenzaron a sentirse muy incomodos y dieron la vuelta hacia la salida. El divemaster nunca se dio cuenta. Mas adentro en la cueva los otros tres miembros que habian quedado comenzaron a estresarse ya que no sabian que tan lejos estaban del cenote y empezaban a quedarse sin aire. La confusion y los nervios contribuyero a la situacion y los desesperados buzos trataron de nadar de nuevo hacia el cenote. Las tres victimas se quedaron sin aire en la entrada del pasaje ¨Madonna¨. El divemaster se las arreglo para salir a la superficie y volvio a sumergirse con el tanque del dueño de la tienda que habia abandonado el buceo al principio.

En el pasaje ¨Madonna¨ encontro a dos buzos muertos y llevo a la esposa del comerciante afuera del agua. La llevaron de urgencia a la Cruz Roja de Tulum donde murio finalmente. La informacion fue obtenida de la policia local.